Boric hace mea culpa ante nueva directiva PPD por “teoría de los anillos” de Jackson

Image

Borrón y cuenta nueva. Eso es lo que algunos de los integrantes de la nueva mesa directiva del Partido por la Democracia (PPD) interpretan que el Presidente Gabriel Boric intentó hacer al citarlos a las 9.00 horas del martes en La Moneda. El encuentro -que tuvo un clima agradable, según presentes- marcó el inicio del período de dos años del senador Jaime Quintana a la cabeza de la colectividad, luego de la administración de Natalia Piergentili, que, en los últimos meses, estuvo marcada por los roces con el Ejecutivo.

De acuerdo a quienes estuvieron ahí, el Presidente enfatizó que considera necesario que el PPD se sientaparte de su gobierno a través de los ministerios y subsecretarías que tienen, pero en particular por el rol de la ministra del Interior, Carolina Tohá, quien se ausentó de la cita y es señalada como el mayor liderazgo de la tienda en la actualidad. De hecho, Boric habría transparentado que hoy en día sus dos mayores apoyos son ella y la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo (PC), ambas integrantes del comité político.

El Mandatario, quien también acompañó al pepedé en su ceremonia de cambio de mando este lunes, reafirmó ante la nueva directiva que a la izquierda le hace mal la fragmentación y la “particularización de las identidades”. En esa línea, habló de fortalecer al Socialismo Democrático como conglomerado, así como también al Frente Amplio, pero apuntando a generar una “nueva síntesis” entre todos los grupos que conforman la alianza de gobierno, y así avanzar en conjunto en materias clave para el Ejecutivo, como el pacto fiscal y la reforma de pensiones.

Pero eso no es todo. En la cita, Boric también reconoció que su gobierno partió con “un ala rota”, en referencia a los problemas y desencuentros que, desde un comienzo, tuvo con el PPD y otros de los partidos del Socialismo Democrático. En parte, porque esta coalición no participó del diseño inicial de su programa de gobierno. En ese sentido, el Mandatario sostuvo que es necesario “superar la lógica de los anillos”, ideada por el exministro de Desarrollo Social Giorgio Jackson (Revolución Democrática).

Cabe recordar que esta “teoría” consistía en incluir solo a Apruebo Dignidad y al Partido Socialista en la ‘primera línea’ de ministros del gobierno de Boric, mientras que a los representantes del PPD, el Partido Radical y el Partido Liberal se les limitaría a estar presentes en los cargos de ‘segunda línea’. El planteamiento fue desechado el 6 de septiembre del año pasado, cuando Tohá entró al gabinete -y al comité político- en reemplazo de Izkia Siches. Desde entonces, el PPD ha ganado otros espacios, como la Cancillería, la Subsecretaría de Previsión Social y la de Bienes Nacionales.

Con ese antecedente sobre la mesa, el Presidente reafirmó que todos quienes integran el gobierno tienen que sentirse parte de él en igualdad de condiciones.

Lo que interpretan algunos de los asistentes de los gestos de Boric es que intentó empezar con el pie derecho su relación con esta nueva directiva, en consideración de los roces que hubo con la administración de Piergentili. Sin ir más lejos, ella tildó de “monos peludos” al electorado de gobierno y ratificó la decisión de su partido de competir en una segunda lista en las elecciones de consejeros constitucionales, pese a que el propio Presidente solicitó -en un encuentro en su casa- que el oficialismo conformara un único pacto electoral. Más aún, este lunes protagonizó una nueva polémica al calificar de “pendejos de mierda” a aquellos militantes frenteamplistas implicados en los líos de plata.

En ese sentido, los numerosos gestos de La Moneda a Quintana han sido interpretados como una decisión por marcar diferencias con su antecesora.

Tras la bienvenida, el senador Quintana sostuvo en un punto de prensa que “en los hechos, el PPD inaugura un tercer momento, una tercera etapa en su relación con el gobierno. Creo que partimos muy bien, con coincidencias, con compromiso total de esta mesa en relación a las reformas que son necesarias para Chile (…)”.

Anteriormente, en entrevista con La Tercera, el parlamentario profundizó que “yo distingo tres etapas: una primera, que es cuando al PPD se le convoca a ser parte del gobierno, básicamente por los votos que podría sumar en el Congreso. Una segunda etapa es el arribo de Carolina Tohá. Ahí el PPD empieza a mostrar experiencia y capacidad política. Hay una tercera etapa, que es la que le va a tocar a esta mesa, que es consolidar ese aporte y que se valore la experiencia y la capacidad del PPD en su conjunto, más allá de un liderazgo particular”.

A los asistentes les llamó la atención que hubo dos personeros que no pronunciaron ni una palabra cuando estaban reunidos con el Mandatario: Piergentili Toro. Desde la directiva comentan que se entendió que esta era la oportunidad de que quienes no conocían a Boric pudieran presentarse y hacer ver sus inquietudes y anhelos.