Guillermo Fuenzalida, el chileno que adaptó icónico juego de Atari a un cartucho

Un chileno se ha ganado las loas entre la comunidad de Atari, no sólo en Chile sino que también en el extranjero, luego de convertir en un sólo cartucho el recordado juego de Atari Alternate Reality: The Dungeon, el cual originalmente ocupaba tres discos flexibles (disquetes) por ambos lados.

Se trata de Guillermo Fuenzalida, Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile que luego de meses de trabajo, logró lanzar su propia versión del icónico título que debutó originalmente en 1987 por Datasoft.

Su proyecto ha generado gran interés en diferentes países, recibiendo pedidos desde lugares como Polonia, Perú, Alemania, Inglaterra y hasta Lituania, entre otros. No obstante, lo más curioso es que hasta los propios programadores del juego se mostraron interesados en su iniciativa.

“Una persona me dijo que conocía a los programadores originales del juego, Ken Jordan y Dan Pinal, quienes trabajaron en este juego en los años 80, y me dijo que querían darme la bendición si les mandaba una copia gratis del cartridge. Así que les mandé dos copias a Estados Unidos”, contó feliz Fuenzalida en conversación con BioBioChile.

“Ya los recibieron y quedaron de decirme qué les pareció el resultado. Entonces tengo la bendición de los programadores originales para distribuir el juego a nivel nacional e internacional”, añadió.

“Les gustó el formato, porque es un juego bastante grande y complejo. Tiene tiempos de carga largos y además es engorroso, y si de repente sacas todo eso de una, claramente la experiencia te cambia radicalmente. Incluso te invita a querer jugarlo más”, sostuvo.

Una pasión desde niño

Fuenzalida, quien se hizo fanático del juego en la década de los ’80, destaca lo innovador que fue Alternate Reality: The Dungeon en su época, principalmente por ser una “experiencia bastante completa de lo que es el desarrollo de un personaje”. Poco a poco, y con el pasar de los años, fue introduciéndose cada vez más en lo que es la programación.

“Originalmente, este juego ocupaba tres disquetes por ambos lados, entonces el proceso de carga era bastante engorroso. Bastaba con que avanzara un poquito, llegaba a un lugar y me pedía que sacara el disco, lo cambiara por otro y empezara a volver a cargar. Tomaba un tiempo”, recordó.

Por lo mismo, el chileno explica que siempre tuvo el deseo de tener el juego en un formato que fuese más accesible y rápido en la carga. “Debido a la experiencia que yo tenía con el tema, que son el desarrollo de los cartridge, consideré que ese formato era el más adecuado”, contó.

Fue así como tras indagar y preguntar, se encontró con una versión hecha por el inglés Matt Keates, conocido como “Wrathchild” en Atariage, quien sacó una versión del juego consolidada en un sólo archivo ATR. “Si bien los tiempos de carga seguían siendo largos, ya se evitaba tener que estar cambiando de un disco a otro para seguir funcionando”, sostuvo.

La idea le interesó bastante, por lo que a partir de ahí comenzó a hacer una conversión a cartridge, lo que, admite, fue todo un desafío. De esta manera, pudo sacar una versión en la que incluso el usuario podría grabar su personaje dentro del cartucho. Tras lanzar una versión beta, fue puliendo su idea hasta lograr el resultado final.

Posteriormente, se le ocurrió lanzarlo como un producto, lo que significaba trabajar no sólo en el software sino que también en el hardware. “Lo que quise hacer, aprovechando que el cartridge era grabable, fue agregar una pequeña funcionalidad en caso de que alguien encontrara un error o problema, para así yo poder distribuir una imagen de disco virtual que las personas pudieran cargar para poder actualizar el cartridge con los arreglos”, mencionó.

“Agregué cosas bastante interesantes que me fueron pidiendo, como por ejemplo un utilitario para transferir del cartridge a un disco porque había gente que quería tenerlo en disco. Así lo podían respaldar y mover de un lado a otro. Otras personas me decían que tenían personajes que hicieron 30 años atrás y querían pasarlo al cartridge”, indicó.

Interés desde Polonia

“Poco a poco se ha ido difundiendo, ha salido en blogs este tema, hay gente en Chile que me lo ha comprado, de hecho creé un grupo especial en chat para dar soporte en el tema, y eso me permitido, entre otras cosas, distribuir actualizaciones cuando hemos ido pillando algunos pequeños errores”, indicó.

La masividad de su adaptación lo ha llevado a ser contactado por un editor de una revista polaca, quien le pidió una copia del juego para escribir un artículo.

“Yo quedé sorprendido, que una persona de Polonia, en donde tienen una producción increíble de cosas de Atari, tanto en software como en hardware, se haya interesado en una persona de este extremo del planeta”, complementó.

Autor de la entrada: Nicolas Lizama

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.