Nueva línea de transmisión se proyecta en el sur de Chile

línea transmisión Chiloé

Se trata del proyecto Tineo – Nueva Ancud, mandatado por el Ministerio de Energía y adjudicado a Transelec, empresa que cuenta con una vasta experiencia en el sector energía.

La energía eléctrica es un recurso esencial para el país, permitiendo el funcionamiento de las industrias, los servicios, el transporte, la educación, la salud y el bienestar de las personas.

Sin embargo, para que la energía eléctrica llegue a todos los rincones del territorio nacional, se requiere de una infraestructura adecuada que la produzca, la transporte y la distribuya de manera eficiente, segura y sostenible. Esta infraestructura se denomina Sistema Eléctrico Nacional.

Dentro del sistema eléctrico de Chile se encuentra el segmento de la transmisión eléctrica, cuya labor es transportar la electricidad obtenida en las plantas de generación hacia todo el país.

Uno de los nuevos proyectos de transmisión que se está generando es Tineo – Nueva Ancud, actualmente en evaluación ambiental, línea de alta tensión que recorrerá seis comunas de la Región de Los Lagos. La empresa a cargo de este proyecto mandatado por el Ministerio de Energía será Transelec, cuya experiencia se extiende por más de 70 años.

La experiencia de Transelec

Transelec es la principal empresa de transmisión eléctrica del país, con más de 70 años de historia y 10.135 kilómetros de líneas que conectan a Chile desde Arica hasta Chiloé. Su misión es transportar la energía que ilumina al 98% de la población, contribuyendo así a mejorar su calidad de vida y al desarrollo del país.

Transelec se caracteriza por su experiencia y excelencia en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de instalaciones de transmisión, así como por su compromiso con la innovación, la sostenibilidad y la integridad. Algunos de sus proyectos más recientes son:

  • Línea 2×500 kV Pichirropulli – Tineo: Se emplaza íntegramente al poniente de la Ruta 5 Sur. Su construcción reforzó el sistema de transmisión de la zona sur del país incrementando la capacidad de transmisión, con miras a la inyección de futuras fuentes de energía desde el sur del país hacia la zona centro.
  • Líneas Changos – Kapatur y Changos – Kimal: Su construcción fue parte de la concreción de la interconexión SING – SIC, y permitió aumentar la capacidad de transporte entre el nudo Crucero – Encuentro y el Sistema Interconectado Nacional.
  • Línea Lo Aguirre – Cerro Navia: La construcción de esta línea aumentó la capacidad de transferencia de electricidad desde el sistema de 500kV de la subestación Lo Aguirre a 220 kV en la subestación Cerro Navia, otorgando con ello mayor seguridad y capacidad.
  • Línea Maitencillo – Caserones: Esta línea conectó la Minera Caserones, de Lumina Copper Chile, con el Sistema interconectado Central (SIC). El punto de adquisición de la energía es la subestación Maitencillo de Transelec, en la cual se construyó el Sistema de Transmisión 2×220 kV Maitencillo – Caserones.

El desafío de Tineo – Nueva Ancud

Uno de los proyectos en carpeta de Transelec es Tineo – Nueva Ancud, que consiste en la construcción de una nueva línea de transmisión de alta tensión que conectará las subestaciones Tineo (Llanquihue) y Nueva Ancud (Ancud).

La línea tendrá una extensión aproximada de 95 kilómetros, con 251 torres, y cruzará seis comunas: Llanquihue, Puerto Varas, Puerto Montt, Maullín, Calbuco y Ancud.

El objetivo central del proyecto Tineo-Nueva Ancud es mejorar la calidad del suministro eléctrico de la Región de Los Lagos, particularmente el de la Isla de Chiloé, en donde el creciente aumento de la población podría provocar problemas de demanda energética si no se refuerza la actual y única línea que cruza el Canal de Chacao.

Por otro lado, esta nueva línea también aportará a la descarbonización de la matriz energética del país, al facilitar la integración de las energías renovables que se generan en el sur con el resto del sistema interconectado.

La descarbonización es el proceso de eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la generación eléctrica, mediante el cierre progresivo de las centrales térmicas a carbón y el aumento de las fuentes limpias como la hidroeléctrica, eólica y solar.

La empresa ha aplicado los más altos estándares técnicos y ambientales para minimizar los impactos asociados al proyecto y maximizar los beneficios para las comunidades involucradas.